Si ya tenías alguna idea acerca del papel que realmente tus oídos tienen en tu cuerpo, que obviamente no es sólo escuchar tu entorno, entonces entenderás rápidamente lo que vas a aprender en adelante. Si no lo sabías, pues te comentamos que gracias a tu oído tienes equilibrio, si no escucharas con un oído, se te haría más difícil caminar y muchas otras tareas sencillas.

Entonces, nuestro oído es más importante de lo que muchas veces consideramos, por consiguiente por medio de él podemos tratar muchas más cuestiones.

Saca el estrés por tus oídos

Puede parecer un poco loco, pero resulta que esto no es algo que nos hayamos inventado nosotros, sino que quienes lo han utilizado durante siglos son esa impresionante cultura que creó y perfeccionado el arte de la acupuntura, así es, los chinos, durante mucho tiempo en China se han practicado masajes en una pequeña parte de la oreja que probablemente sea el centro de todo lo que ocurre en nuestro oído interno.

Los chinos aseguran que masajear ese punto específico puede ayudarte no solamente quitar y reducir el estrés, sino que también a calmar dolores de cabeza e incluso algunas inflamaciones. Todo se trata de masajear el punto exacto que los antiguos chinos llamaban la puerta del cielo y en cuestión de minutos estarás sintiéndote más tranquilo.

Según los antiguos maestros chinos este punto ayuda a aumentar el flujo de energía por el resto del cuerpo, lo que viene a redundar en que con sólo masajearlo, puede ayudar a tu salud en general.

Cuándo hacerlo

Lo aconsejado es que en general se haga al menos una vez al día este proceso, masajeando ese punto específico del oído no solamente con los dedos, sino que también puede ser con algún hisopo para tener una reacción diferente.

Lo más aconsejable es que lo hagas cada noche antes de dormir, para que puedas tener un sueño reparador y que tu cuerpo esté totalmente descansado el día siguiente. Hazlo y verás resultados realmente impresionantes.