La sinusitis hoy día constituye una afección cada vez más común en la mayoría de las personas, esto se debe en parte al grado cada vez mayor de contaminación atmosférica, lo cual trae como consecuencia un crecimiento exponencial en la mayoría de las afecciones respiratorias incluyendo esta por supuesto.

Es a consecuencia de esto, que ya sea que tu poseas esta enfermedad o no, lo más seguro es que hayas estado en contacto con alguna persona que la padezca.

Para responder a esto debemos saber primero en qué consiste la enfermedad, la cual es la inflamación de la mucosa nasal en respuesta a una infección u alergia, lo que genera la irritación de toda la estructura nasal.

Ya sea que esta sea provocada por agentes virales, hongos o elementos a los que el cuerpo tenga reacción alérgica, estas técnicas ayudan a aliviar los síntomas progresivamente.

Reposo: el guardar el descanso debido, le permitirá al sistema inmunológico, concentrarse en atacar el virus que provoca la sinusitis, y por consiguiente lograr que la persona tenga una recuperación mucho más rápida minimizando el riesgo de agravamiento de los síntomas.

Elevar la cabeza: es necesario mantener la cabeza y los conductos nasales en una posición que permita que el cuerpo vaya segregando libremente las secreciones de mucosa lo cual irá disminuyendo progresivamente la obstrucción del aparato respiratorio.

Higiene: tanto de la zona nasal como de la garganta, ayudara a ir disminuyendo la infección y permitirá que los síntomas se alivien. Lavados nasales con agua de mar, así como gárgaras antibacteriales son recomendadas para aliviar la obstrucción provocada por la sinusitis.

Ingerir vitaminas y alimentos que fortalezcan el sistema inmunológico del cuerpo, entre ellos se recomienda: zanahorias, miel, ajo, cítricos, así como expectorantes naturales como la menta y el eucalipto.

Recuerda que siguiendo estos 4 consejos básicos, lograrás obtener un alivio efectivo de los síntomas y un desvanecimiento gradual de la enfermedad.