Todo sobre salud

Nuestra piel cumple varias funciones esenciales, la misma está expuesta a múltiples agresores del ambiente que la afectan. Para mantener una piel saludable debemos cuidarla especialmente de la exposición solar.

Al llegar el verano, ir a la playa y tomar sol es lo más buscado por las personas.

Lograr una tonalidad bronceada es un deseo de muchas personas, mejorando su estética corporal. El sol afecta todas las células de nuestra piel, a pesar de que la misma no parezca lesiones visibles se debe utilizar productos de calidad para hidratarla y reparla.

El uso de protectores solares es de vital importancia, como forma de evitar que las radiaciones ultravioletas afecten las células de la piel produciendo envejecimiento prematuro. A mayor exposición solar intensa mayor el riesgo de envejecimiento y padecimiento de otras enfermedades.

La piel traduce la edad de las personas, por esta razón debemos prevenir su envejecimiento, que se produce por la exposición solar día tras día. Utilizando productos de calidad podremos tener una mejor calidad de vida y disfrutar plenamente del verano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *